La actividad pesquera en los caladeros tradicionales de las aguas del Atlántico Norte, y sobre todo en el Golfo de Bizkaia está dando muchas señales de alarma en los últimos años,  por la sobrepesca y el agotamiento de las especies que ello acarrea.

Ante esta situación la UE por medio de la Comisión de Pesca, se ha visto en la necesidad de promover una reforma de la política pesquera en las aguas de la Unión para el 2013, basada en la sostenibilidad de las especies, para que en el futuro éstas no desaparezcan de nuestros mares. Este es un objetivo tan urgente como difícil ya que  grandes intereses de los Estados y agentes económicos boicotean cualquier medida, aunque últimamente hay además otros agentes que se están sumando en esta labor.

Las declaraciones de profesionales del sector tanto dirigentes como armadores, en el sentido de que obligar a la administración a negociar y facilitar más cupos de captura del Berdel, (Scomber scombrus) para en alguna medida paliar la  falta de ingresos en las flotas dedicadas a la captura de estas especies utilizan argumentos tales como: “tendremos que amarrar los barcos”, “tendremos que despedir a la gente y generará más paro”, “con esta cuota es imposible la rentabilidad de las empresas”, “hay mucho Berdel en el mar”, es una situación que no beneficia a nadie, pero sobre todo al ecosistema marino y con ello el futuro de la especie.

En los TAC (Total Admisible de Capturas) asignados de las distintas especies para el año 2012, han prevalecido los intereses políticos y económicos  sin tener en cuenta los dictámenes científicos,  y estas son mayores que los que la comisión científica, la encargada de evaluar los STOCK,  aconseja para  la extracción de las diversas especies de nuestras aguas. No descubriríamos nada si decimos que aplicando los TAC propuestos  por los científicos, las posibilidades de captura serían menores.

Pero en éste tema, los arrantzales  también somos parte científica y sabemos que aunque la necesidad nos contradiga, cada vez hay menos cantidad de especies en nuestros caladeros,  y ante esto, si nuestra actividad no se ajusta a una pesca responsable y sostenible  a corto plazo, la situación sera irreversible.

Desde Ondarroa 12 Milia, organización que defiende que la plataforma continental dentro de las 12 millas marinas sea declarada “Area Marina Protegida”, y esté restringida a una pesca exclusivamente artesanal  conartes   responsables y sostenibles, para que nuestros caladeros sean fuente de vida y sustento de generaciones futuras, no asumimos los argumentos de que las capturas, o los TAC se tienen que adecuar a la flota y a su rentabilidad.

Creemos que la actividad extractiva se tiene que adecuar a las recomendaciones científicas, a la biomasa extractiva posible, para que en el futuro especies como el  Berdel no desaparezcan de  nuestros caladeros. Decimos esto, porque es difícil que esta especie y otras que aparecen en nuestros caladeros en su período de reproducción sobrevivan con la actual política de extracción.

Cientos de barcos de todo el litoral Cantábrico, de día y de noche, con todas las artes posibles (arrastre, cerco, anzuelo, pesca deportiva), en una zona reducida del Golfo de Bizkaia, en la ladera Sur de la Fosa de Capbreton, en 10 días de campaña, se ha capturado el TAC de 19.000TN (Toneladas) y otros miles se han descartado y devuelto al mar.

Somos conscientes de la situación de la flota en EH y de nuestros puertos. La nula  rentabilidad que generan las comercializaciones en primera venta, nos  lleva a exigir que nuestros  beneficios sean generados por la captura de más TN de especies. ¿Por qué esta situación no nos lleva a plantearnos la necesidad de sacarle más rentabilidad a nuestras especies capturadas?

Llevamos años denunciando que nuestras capturas se están vendiendo a precios de hace 20 o 25 años. ¿ Por qué no nos organizamos para que ésta especie que se ha vendido en primera venta a 1€, exijamos negociarlo a 2€?. Subiendo el precio, doblaríamos los ingresos y habremos equiparado la cuota que reivindicamos, posibilitando así mejores condiciones de trabajo.

El problema está en cómo lo conseguiríamos. No es una tarea fácil, pero el pescado es de quien lo pesca y no podemos dejarlo en manos de agentes económicos tales como intermediarios y  exportadores, que solo ven dinero en el producto sin importarles la situación de las especies y su biodiversidad,  y  les da lo mismo comercializar Berdel, la Tilapia  de China (Oreochomis niloticus), el Panga  de Vietnam (Pangasius hipothalmus),  la Merluza congelada de América del Sur, etc.

Dentro de poco, aparecerá la Antxoa en nuestras aguas y podremos pescar más de 20.000TN (TAC asignado por la UE). El año 2011 no pudimos vender más de 8.000TN, teniendo un TAC de captura de 13.000TN, ¿Cuál es nuestra alternativa?

Desde Ondarroa 12 Milia, creemos que la actual política pesquera es inadmisible, que la actividad extractiva actual  en nuestros caladeros es inasumible además de  insostenible, y tenemos que plantearnos entre todos los agentes que intervienen en el sector, una alternativa a esta situación.

Antes de que nos lleguen las decisiones impuestas tenemos que plantearnos el futuro del sector, priorizando la sostenibilidad para que el futuro de la pesca, mediante la captura responsable, sea fuente de recursos para nuestra soberanía alimentaria,  preservando la plataforma continental en las 12 millas, su biodiversidad y con ello las especies en el Golfo de Bizkaia.

Nuestra supervivencia y la del ecosistema nos tienen que obligar a trabajar por la labor.

ONDARROA 12 MILIA.

Leo Belaustegi

Anuncios